Calaca ¿Cual es su origen? 1

Calaca ¿Cual es su origen?

¿Que es la Calaca?

Pelona, Calaca o Huesuda son algunos de los nombres que utilizan los mexicanos para referirse a la muerte de una forma irónica.

La Calaca es un esqueleto o figura de calavera por lo general humano que se usa comúnmente como decoración durante las fiestas de días de muertos. Sus orígenes se remontan a la imaginación de los mexicanos y se muestran representadas con flores de patula y su follaje.

Las calacas se representan como forma de alegría en lugar de pesar y son representadas con trajes festivos, tocando instrumentos musicales o bailando, para representar una vida feliz en el mas allá.

Esto a raíz de que en la creencia popular a ningún alma muerta le gusta que la recuerden con pesar y significa que la muerte debe de ser un acontecimiento feliz.

Una de las frases populares en la cultura mexicana es que cuando una persona conocida fallece se le dice que “se lo llevo la calaca” lo que significa que se lo llevo la muerte.

Las calacas que se usan en los festivales son representadas con mascaras y figuras elaboradas de papel, cartón, cerámica cocida, pequeñas figuras de madera y dulces típicos con forma de calacas y calaveras

¿Como surgio la Catrina?

Jose Guadalupe posadas caricaturista satírico en la época de Porfirio Diaz.

Convirtió a las calacas en figura universal y popularizo a las catrinas de la mano del Muralista mexicano Diego Rivera el cual impulso las obras de Posadas y sus calaveras en el mural Sueño de una tarde dominical en la alameda central.

Calaca ¿Cual es su origen? 2

La calavera Catrina es la imagen mas conocida de México solo por detrás de la Virgen de Guadalupe.

Posada no tenia por costumbre poner nombre a sus caricaturas que entrega por encargo a los editores, de lo cual se sirvió el muralista Diego Rivera para nombrar a la calaca como ” Catrina”.

Las calacas y calaveras abundan en la cultura popular mexicana, conmemorando el día de muertos.

Ademas de dulces y disfraces, podemos encontrar las ofrendas que se montan en altares de días de muertos, las calaveras literarias, mediante las cuales la gente se burla por lo general de los políticos nefastos y deshonestos o de situaciones particulares, así como también canciones como la de Amparo Ochoa en honor a la “CALACA”